Microsoft quiere su propio coprocesador de seguridad: se llamará Pluton y se alía con Intel, AMD y Qualcomm para desarrollarlo

Apple dio la sorpresa en 2016 al crear el Apple T1, el coprocesador encargado de gestionar la seguridad y de trabajar junto a sensores como el Touch ID de aquellos MacBook Pro de 2016. La idea evolucionó con el Apple T2 de 2017 que aumentó de capacidades y prestaciones y planteaba más protecciones para evitar que los equipos aunque también hacía más difícil reparar los equipos en servicios de terceros.

Así es el Apple M1, el primero de una estirpe de procesadores con los que Apple plantea un salto radical para sus Mac

La transición de Apple y sus Mac ha comenzado, y lo ha hecho con un nuevo chip, el Apple M1. Este será el primero de una familia de chips que se irán integrando en los equipos de Apple en el futuro, y que plantea cambios notables respecto a los procesadores de Intel que se usaban hasta ahora en sus portátiles y equipos de sobremesa.