Microsoft quiere su propio coprocesador de seguridad: se llamará Pluton y se alía con Intel, AMD y Qualcomm para desarrollarlo

Apple dio la sorpresa en 2016 al crear el Apple T1, el coprocesador encargado de gestionar la seguridad y de trabajar junto a sensores como el Touch ID de aquellos MacBook Pro de 2016. La idea evolucionó con el Apple T2 de 2017 que aumentó de capacidades y prestaciones y planteaba más protecciones para evitar que los equipos aunque también hacía más difícil reparar los equipos en servicios de terceros.